MUSIC SELECTIONS

LOS SAXOFONES - JUAN COLÓN

viernes, 10 de mayo de 2013

La diferencia entre Técnica y Digitación

Dos palabras que en apariencia significan lo mismo pero no lo son, existe un gran abismo entre las dos. Respecto a la digitación consideramos que es ser rápidos con el instrumento, mover los dedos de prisa, tocar las cosas a altas velocidades, y estamos correctos a juicio a priori.

La digitación se consigue en base a practicar las cosas en una tonalidad, por ejemplo se puede ser bien rápido tocando en Mi mayor, es una tonalidad muy propia para los saxofonistas de merengue en sentido general, pero si a ese músico se le pide tocar eso mismo en otros tonos probablemente tenga mucha dificultad para hacerlo. La única manera de corregir esa problemática es cuando decidimos entrar al mundo de la técnica el cual es donde se es vital conocerlo.


La técnica es tener conocimiento y dominio del instrumento en diferentes tonalidades donde sea posible tocar limpiamente un pasaje musical. Es tener la conciencia del conocimiento de las tonalidades, practicar las escalas, estudiar los libros de técnica donde se nos haga ir caminando por las tonalidades y a través del tiempo ir logrando velocidad, convirtiéndonos en músicos de grandes dominios y velocidades.

Ser un buen técnico es vital para el instrumentista, conocer las dificultades del instrumento nos permite saber tocar en las tonalidades que tengamos que enfrentar.

Cuando vea una frase, un ejercicio, un patrón de jazz, tratar de tocarlos en las tonalidades y poner al mismo tiempo su mente a que se acostumbre a todas ellas.

Cuando se logra el conocimiento de que es de vital importancia logramos un gran paso de avance y nos permite acercarnos más al entendimiento de que tipo de herramientas tienen en sus manos esos grandes solistas tanto del jazz como del mundo clásico.

Nuestra música no nos permite esos avances técnicos porque es repetitiva, me explico, tocamos un jaleo sobre un merengue cientos de veces siendo esto una rutina para la mente, el cerebro y no tenemos el desafío que nos produce el saber nuestras grandes limitaciones.

Algo muy importante es ser juez de nosotros mismos, saber auto-criticarnos para que podamos ver nuestras necesidades. No buscar preguntar a ver si tal o cual trabajo quedaron bien o mal. Ser sinceros lo más que se pueda para que su progreso sea beneficioso.

Por eso es tan importante escuchar a los grandes músicos del universo musical, eso nos permite medirnos, equilibrar nuestro gusto y reconocer nuestras flaquezas, buscar fuera de nuestro entorno el conocimiento. Este solo se logra cuando abrimos nuestro ser y aceptamos nuestra inferioridad delante de los grandes.

No es que nos comparemos con ellos, tampoco que menospreciemos lo nuestro, aquí no estamos hablando de nuestra identidad musical para que no me mal interpreten, estamos hablando de la imperiosa necesidad de la preparación personal del músico nuestro en sentido general.

La técnica es la que te permite a través de los años una hermosa interpretación, con esto tienes la libertad de concentrarse solamente en lo expresivo, ya el cerebro tiene el resto acumulado y lo usará de manera automática.

Perseguir la técnica es nuestra prioridad. Ánimo hermano del alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede comentar como Anónimo, pero no se publicará su mensaje si no deja nombre y dirección de correo-e. Tampoco se publicarán mensajes vulgares, irrespetuosos y que no revistan un mínimo de civilidad.

El Administrador