MUSIC SELECTIONS

LOS SAXOFONES - JUAN COLÓN

lunes, 17 de noviembre de 2014

sábado, 25 de octubre de 2014

“Honor al Mérito” al músico Juan Colón.



UTESA Concede título “Honor al Mérito” al músico Juan Colón en su vigesimosegunda graduación en Mao. 



MAO.-La Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) entregó el  viernes a la sociedad dominicana y al mundo 207 nuevos profesionales en distintas áreas en el marco de la Vigésimo Segunda Graduación Ordinaria de su recinto en Mao, en cuya ceremonia la casa de estudios superiores declaró “Honor al Mérito” al destacado  músico maeño Juan José Colón Rodríguez.
    
La actividad que se desarrolló en la Plazoleta, inició a las cinco de la tarde con el tradicional desfile encabezado por las autoridades universitarias, luego fueron interpretadas las gloriosas notas del Himno Nacional y las del Himno de UTESA.
    
Luego el magnífico rector, doctor Príamo Rodríguez Castillo, pronunció las palabras de salutación, mientras que la licenciada Josefina Cruz de Santos, vicerrectora de la Secretaría General, dio lectura a la resolución 13-14 que concede  “Honor al Mérito” al afamado saxofonista Juan Colón, nativo de Mao.
   
En tanto que el licenciado Cándido Almánzar, director de UTESA, recinto Mao, presentó al galardonado e inmediatamente el doctor Rodríguez Castillo procedió a su investidura.
  
Tras recibir el título “Honor al Mérito, Juan Colón pronunció el discurso de orden, cuya oratoria fue cedida por el rector de UTESA.
   
En su discurso, el músico expresó su gratitud a la Universidad Tecnológica de Santiago por tan digna distinción.
    
Posteriormente, el licenciado Arnaldo Peña, vicerrector académico, presentó al rector Príamo Rodríguez Castillo a los graduandos, a quienes les entregó los respectivos títulos.
   
El doctor Rodríguez Castillo realizó el cambio de borlas y juramentó a los nuevos profesionales, mientras que Carmen Julia Medrano Peguero, quien obtuvo el mayor índice académico, dio las gracias a nombre de todos sus compañeros.


Doctor Príamo Rodríguez
   
El doctor Príamo Rodríguez Castillo al pronunciar las palabras de salutación, dijo ante los graduandos y personalidades presentes que Juan Colón es un modelo de ente humano personificado y privilegiado que también abarca la acción libre de las criaturas consideradas en su conjunto y en su singularidad.
    
Precisó que en nuestra cultura dominicana, él (Juan Colón) desarrolla un orden armónico con el cosmo, al tiempo que agregó que hoy día en esta modernidad Don Juan Colón representa y desarrolla astucia de la razón frente a la sociedad dominicana  que UTESA recoge, para valorarla y llevarla a la alegría del arte armónico.
   
El hombre  y la sociedad-puntualizó- recordarán eternamente esta disciplina a la luz de los principios y valores en una intervención de la vida física y síquica de un hombre que se hace persona tangible en la vida humana.
   
“Estos valores: dignidad, calidad y capacidad, que acompañan sus sentimientos y creatividad en cada  intervención musical que realiza, en cualquier escenario, logrando siempre la ovación, triunfos en cada victoria porque sabemos que cada composición desarrollada llena un espacio en él, ante todo, para después llegar a todos”, manifestó.
   
Son nuestros deseos-agregó- que este pueblo y sus autoridades e instituciones impregnen su nombre con la tinta de los inmortales, para que por siempre, no solo sea ejemplo y modelo de los que habitamos hoy este auditorio, sino para todos, para su pueblo, este pueblo y para su país.

El Homenajeado
   
Tras recibir el título “Honor al Mérito”, Juan Colón agradeció en nombre de su persona y de su familia la distinción que le otorgó la Universidad Tecnológica de Santiago.

Asimismo, hizo un recuento de sus inicios en la música y recordó que había personas que le recomendaron que abandonara ese arte  y que mejor se dedicara hasta vender zapatas.
  
Su discurso lo combinó con el arte de la música y sanos consejos y buenas orientaciones a los graduandos, señalando que mantengan autoestima y que sigan hacia adelante.
    
Los exhortó a continuar hacia adelante para construir un mejor país, un mejor futuro.
    
Juan Colón es músico, saxofonista, arreglista, compositor y ha escrito tres libros de música.







viernes, 26 de septiembre de 2014

Desde hoy "Vivencias de un Músico" en Amazon.com

A partir de hoy nuestro trabajo libro "Vivencias de un Músico podrá ser adquirida a través de Amazon.com y se les hace llegar el ejemplar fisicamente al rincon mas apartado del planeta...Los esperamos con los brazos abiertos.
http://www.amazon.com/Vivencias-Musico-Spanish-Edition-Colon/dp/9945141139/ref=pd_rhf_se_p_img_1

martes, 24 de junio de 2014

¡Que calamidad humana!



    He visto, escuchado  y leído muchos comentarios sobre personas que por el simple hecho de no ser del el agrado de ellos  son capaces de llegar  al extremo de agredir a esa persona a niveles donde si pudieran sacarlo del medio, lo  erradicarían del universo por siempre si eso le  fuera posible.

    Lo peor , por razones simples, sencilleces, malas informaciones, se sienten con el derecho, con la autoridad de buscar la manera de acabar, aislar totalmente a dicha persona, entonces decimos ser personas con alma y corazón, sólo para conveniencias o para dizque brindar mejor servicio a la comunidad, familia,  amigos, y hermanos.

    Eso mismo pasa con los diferentes géneros musicales, no nos gustan a todos, pero eso no nos da derecho a querer exterminarlo de la faz de la tierra, todos tenemos espacio, derecho a vivirá expresarnos y cuando escuchamos algunos exponentes donde sus mensajes no estamos de acuerdo, solo me limito a no escucharlos, pero jamás a enjuiciarlos porque no soy quien para eso,  eso mismo pasa en los seres humanos, aunque no nos guste su temperamento, su carácter, su forma de pensar, de expresarse, debemos siempre pensar que todo lo negativo que vemos en otra persona es el reflejo de lo que somos en realidad.

    Nunca nuestras actuaciones van a ser del agrado total de quien esta a nuestro lado, tampoco a los que andan al acecho para denigrar al otro, tampoco aquellos que nos brindan una sonrisa pero con la espada a sus espalda, tampoco aquellos que nos miran por encima del hombro, tampoco debemos preocuparnos, todo el que descolla por sus talentos, por su integridad y seriedad como profesional es blanco eterno para recibir los dardos cargados de veneno de lo que se sienten que siente que a ellos es a quien les pertenece lo que el otro tiene  .

   Aprender a reconocer a tu vecino, a tu prójimo, a tu compañero de profesión, a tu amigo, es un arte y un deber del alma.  Ningún sueño se puede lograr en la vida en base a calumnias, a denigrar al otro, en dañarle su reputación, por el solo hecho de no gustarnos su personalidad.

   Aprendes a dar de ti lo mejor que tengas en tu ser, asi la vida te lo multiplicara con creces, pero si das veneno eso mismo con creces la vida te devolverá. Es tu elección, ya yo hice la mía hace mucho tiempo, servir, dar lo mejor de mi.

jueves, 5 de junio de 2014

Me sentí profeta en mi tierra


 Me sentí en cada alma de mis compueblanos, sus sentires cobijaron mi ser, dando sus soplos a cambio de recibir mi soplo, para contarme sus historias y decirme que estaban felices de tenerme, de coronarme, de adoptarme, de mimar mis sentires.

Sentir sus almas dándome sus néctares sobre mi ser, iluminándome con sus luces, con sus sencilleces, sublimidades vestidas de humildad, de pueblo, de memorias, viendo llorar mi alma a través del saxo, acurrucándome sin cesar, haciendo gemir mi interpretación algo grandioso mujer, ver la belleza del alma de cada uno, desde un niño hasta un anciano, decirme, Juan te Amamos, déjate acariciar, déjate mirar, somos tus guardianes, todo en una sonrisa, en un abrazo con su presencia.

Dejando que mientras interpretaba el bossa nova, Desafinado, afinaran conmigo sus amores, ayudándome afinar mi alma, cubriendo mi gemir bajo sus miradas inofensivas llenas de amor, de júbilo, de refrigerio para mi alma; recibiendo la sublimidad de cada uno de lo que allí se encontraban, del amor desde sus corazones.

Ayer me coronaron de júbilo, de mimos, de paz, de mansedumbre, de pequeñez ante la grandeza de sus corazones....inolvidable noche, donde una vez más siento que la grandeza que ellos dicen tengo ante la grandeza del amor de cada uno de ellos me quedo pequeño....bienaventurado me siento, los amaré hasta la eternidad.
 Gracias del alma a mi pueblo por hacerme sentir parte de sus entrañas, parte de su alegría, de su dolor, pero también de su sublimidad. Me sentí mimado hasta lo más profundo de mí ser. Absorbieron mi soplo y cantaron conmigo en sus almas mi melodía sublime. Gracias mi pueblo amado, inolvidable, te llevaré conmigo hasta mi último suspiro. Gracias por darme tu existir y tu esencia. Te amo pueblo Mío.