MUSIC SELECTIONS

LOS SAXOFONES - JUAN COLÓN

miércoles, 22 de mayo de 2013

Cuando el MIEDO se apodera de nosotros


Muy a menudo me encuentro con jóvenes músicos que se sienten con mucha presión de los directores,  compañeros, y eso los hace hacer sus trabajos de una manera tal que no se sienten seguros de lo que son capaces de hacer.

Debemos vencer el miedo a ser auténticos para lograr  nuestra tarea en la vida con placer y seguridad y la seguridad de que no siempre vamos a complacer al otro.

Cuando un músico logra pasar a ser director de grupo esta persona se transforma y deja de ver a sus ex compañeros como tales para verlos como empleados o algo por debajo de ellos donde se sienten con todo el derecho de ejercer la presión que ellos consideren y/o para sentirse útiles a sus lideres para de esa manera justificar su posición.

En la gran mayoría de los casos dichos directores no los son por su capacidad, otras razones son más valederas y así se mantiene la mal llamada disciplina del grupo.

Sólo cuando el músico se siente preparado, aunque tenga momentos que se cometan errores de lectura, interpretación, ensamblajes, nada de eso le da derecho a ningún director a convertirse en verdugo.

Todos de una manera u otra cometemos errores lo cual no es ninguna justificación tampoco el seguir cometiendo el mismo error varias veces, entonces si hay razones para que se nos llame la atención con respeto.

Recuerdo en días recientes visité en compañía de un amigo una oficina y el dueño conversaba con alguien por su celular, sin importarle un carajo quienes estaban ahí como clientes, esperando ser servidos, este señor mantuvo una conversación paseándose por todo el local por más de media hora, importándole muy poco que nadie podía conversar, y tuvimos que salir del local sin ningún problema siguiendo como si nada pasara a su alrededor con su afanada conversación. Eso es imponer su criterio por encima de todo sin importarle a quien le molestara ni tampoco a que niveles de presión sometía a sus empleados y a sus clientes.

Eso mismo pasa con nuestros directores de combos, ejercen presiones fuera de lugar solo por complacer la voluntad del dueño. Todos los músicos sean jóvenes o viejos se ven sujetos a situaciones iguales.

Por eso es vital la preparación del músico como profesional, pero mucho más importante lo es la preparación como ser humano, sentirse que usted tiene su propio valor por encima de todo el que le ejerza presión pierdas el trabajo o no, pero que sientas que la mayor satisfacción para un ser humano es saber su valor propio, estar consciente de que su tarea esta hecha con dignidad e integridad independientemente de cómo el de fuera la perciba.

Si logramos el equilibrio con nuestra personalidad, podemos ir a donde sea necesario y hacer nuestro trabajo y si alguien no le gusta, solo tienen que decirlo y seguimos cada uno por caminos paralelos.

Es muy difícil en los medios nuestros porque nuestra cultura nos deja saber que el jefe siempre tiene la razón aunque nunca no sea cierto todas las veces, pero es dueño y como tal impone sus criterios sin importarle nadie y se agarran de muchos serviles para lograr sus propósitos.

La preparación es la que te permite sentirte que el haber escogido tu profesión valió la pena y que donde quiera que vayas serás tú por encima de todo.

Respetar las posiciones pero también hacerte sentir que tu posición debe ser respetada por que eres un ser humano primero y luego un músico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede comentar como Anónimo, pero no se publicará su mensaje si no deja nombre y dirección de correo-e. Tampoco se publicarán mensajes vulgares, irrespetuosos y que no revistan un mínimo de civilidad.

El Administrador