MUSIC SELECTIONS

LOS SAXOFONES - JUAN COLÓN

domingo, 30 de junio de 2013

Musicalizando el alma

Para musicalizar el alma solo debemos escuchar las hermosas melodías de nuestra madre naturaleza.

Todos tenemos la misma capacidad de percepción y de asimilación y de entendimiento cuando al alma se refiere, solo que muy pocos prestamos atención a nuestro mensajero interno.

Hoy día nuestra sociedad se sigue convulsionando a niveles impresionantes; nos hemos sumergido en la búsqueda desenfrenada de dinero y solo eso nos importa.

Somos capaces de las peores bajezas humanas cuando queremos dinero; sentimos que es la máxima aspiración del ser humano.

Hemos perdido la capacidad de dialogar, de pensar antes de actuar, ya no razonamos, todo es por impulso.

Si lográramos entender por un momentito la importancia del alma, del espíritu, si hiciéramos un alto en el camino para reflexionar, entenderíamos que nuestro comportamiento necesita de medidas urgentes.

Solo puedo pensar en dos cosas fundamentales: aturdimiento y despertar. Necesitamos sustituir una por la otra o quedarnos aturdidos y atenernos a las consecuencias.

Ya no parece importar hijos, hermanos, amigos, esposos; solo importa mi ego y que se joda el que no pueda seguirme.

Si es imposible que podamos despertar, porque no queremos realmente, por lo menos alimentemos el alma unos minutos de música instrumental suave.

Si logramos escuchar unos minutos nos ayudaría a ser un poquito mas reflexivos, mas tolerantes, menos violentos y por ende volveríamos a humanizarnos en algún grado de positivismo.

Necesitamos vernos a nosotros mismos ante nuestro propio espejo; nos estamos autodestruyendo demasiado rápido. Estamos viendo a diario hechos inconcebibles donde somos capaces de las mas bajas acciones solo a cambio de un beneficio económico.

Esto no solo lo estamos viendo en las sociedades como nuestro pueblo, también en los grandes pueblos lo vemos.

Desde mi rincón del universo les sugiero: por favor, escuchemos un poco de música instrumental, existen cientos y cientos de hermosas piezas musicales, alimentemos el alma un poco, nuestra conciencia se está cauterizando para proteger el alma o para destruirla.

Tienes libre albedrío, eliges tu, ya yo elegí y mis amigos también, unidos podemos hacer la diferencia; hagámoslo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede comentar como Anónimo, pero no se publicará su mensaje si no deja nombre y dirección de correo-e. Tampoco se publicarán mensajes vulgares, irrespetuosos y que no revistan un mínimo de civilidad.

El Administrador