MUSIC SELECTIONS

LOS SAXOFONES - JUAN COLÓN

viernes, 13 de septiembre de 2013

¿Cómo escucha un músico... música?

¿Cómo suelen escuchar los músicos la música, nota por nota o toda en su conjunto?

Esta pregunta viene de mi gran amigo y hermano Rafael Calderón y cosas de la vida, tenía el artículo a medio hacer cuando me enviara la pregunta.

Básicamente existen cuatro maneras especificas de cómo el músico escucha música, las dos que señalas en la pregunta (nota por nota y todas en conjunto), también escuchar por sesiones y/o instrumentistas específicos.

Existen otras maneras, como lo es, escuchar las letras de la canción, aprenderse la melodía y asi poder cantarla, regularmente este no es el caso de los músicos en sentido general, no digo que nunca sea. El músico busca otras cosas detrás de lo que el oyente regular busca.

Escuchar y oír música son dos maneras de abordar lo musical en una persona y dependiendo la preferencia se logran los beneficios determinados.

Escuchar notas por notas es cuando se quiere transcribir lo que toca determinado instrumentista y se quiere lograr precisión y exactitud para llevarlo al pentagrama, es una herramienta de mucho valor en la vida de un músico si este le interesa desarrollarla. Así lo expreso porque veo a diario músicos preguntando por tal o cual papel y no se dan cuenta que tienen en sus manos el aprender hacerlo, solo se necesita un poco de sacrificio y es de grandes beneficios al oído del músico.

Existen músicos que tienen el desarrollo auditivo y pueden captar al instante las notas que toca un instrumentista y llevarlas al pentagrama, a esta habilidad se le llama el oído melódico, no todos los músicos pueden llevar al pentagrama lo que escuchan y muy pocos lo pueden llevar sin probar con sus instrumentos si las notas son correctas o no, su precisión es aguda por lo que sienten la exactitud de lo escuchado.

Cuando se tiene la habilidad de lograr escuchar los acordes y transcribirlos entonces es el oído armónico el cual es más difícil su entrenamiento porque hay que escuchar varias notas al instante para poder conocer la construcción del acorde. Para fines de conocer las armonías de las canciones y como tiene que repetirlas varias veces eso ayuda al desarrollo y la concientización de cómo está construido determinado acorde.

Cuando se escucha el tema como unidad general del todo no se le pone especial atención a ningún instrumentista en especial, solo se disfruta el contenido basado en las bellas líneas de las sesiones, las armonías y las regiones donde están colocados los instrumentos, es ahí uno de los puntos mas delicados donde el conjunto de una grabación sea placentera o no al oído.

Un arreglista estudiado puede arreglar sin necesidad de un piano a su lado, claro, cuando hay que hacer trabajos de grandes alcances siempre se recurre al piano como laboratorio y la conciencia de cómo se le escriben a los instrumentos. El oído capta el sonido ideal de cada instrumento y la capacidad y conciencia del arreglista lo lleva a la región ideal del instrumento, una hermosa combinación que pocos arreglistas dominan.

Saber escuchar música es de vital importancia para el músico y lo es mucho mas cuando sus aspiraciones van ligadas a entrar al mundo de la improvisación donde se necesitan dichos desarrollos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede comentar como Anónimo, pero no se publicará su mensaje si no deja nombre y dirección de correo-e. Tampoco se publicarán mensajes vulgares, irrespetuosos y que no revistan un mínimo de civilidad.

El Administrador