MUSIC SELECTIONS

LOS SAXOFONES - JUAN COLÓN

domingo, 2 de febrero de 2014

El Camino al éxito

Es un camino muy difícil, regularmente no tenemos nada asegurado de antemano, solo la tenacidad y fuerza de voluntad para lograrlo.

El éxito no se mide por lo visual en alcanzar metas, sino, por los incansables intentos y esfuerzos en mejorar cada caída y en la seguridad de que esta la convertirás en otra victoria en el correr del camino.

Si logramos establecer la diferencia entre lo intrínseco y lo externo caminamos con mejores perspectivas, lo primero cuando logramos sentir las satisfacciones internas que solo las disfrutamos nosotros al experimentarlas y lo segundo las consecuencias al mundo externo y el esfuerzo lo cual esperamos de una manera u otra las recompensas.

El mayor éxito que pueda experimentar un ser humano es ver la realización de sus metas con tranquilidad y no medirse con lo poco o mucho del esfuerzo realizado, solo pensar que está hecho y eso debe bastar para darnos tranquilidad.

Es indiscutible que todos buscamos el éxito en nuestro entorno, estudiamos para vivir mejor, para recibir mejores pagos, salarios, es algo muy normal dentro del diario vivir.

Pero no es el final del éxito. La parte más difícil para lograrlo es tener el equilibrio interno necesario, y que a pesar de todo puedas detenerte a dar una mirada a todo aquel que ha contribuido a que lo hayas logrado y darle su valor, agradecerlo, admirar el coraje que se tuvo para apoyarte, hacerle saber lo feliz que te hace el haber tenido ese grandioso apoyo contigo ya que sin este probablemente no lo hubieras logrado.

Almas nobles que el universo encargó que velaran por ti a cambio de nada, llegaron a tu vida para darte el ánimo, la mano, la palmada, para que siguieras en pos de tus sueños y que tu mismo como gratitud a la vida, a la madre naturaleza, al viento, al sol, supieras serle grato al sentido de reciprocidad que todos debemos manifestar.

El éxito aunque parece ser un camino solitario no lo es por lo dicho en el párrafo anterior, debemos tener presente que nada se logra por si mismo, que todos somos una cadena invisible que nos ata y con amor, respeto y dignidad logramos nuestras metas sin pisotear la de nadie, absolutamente la de nadie
.
Cada éxito de mi vecino lo celebro como el mío propio, cada éxito mío lo dedico al universo y a todos los sedientos que sientan que en el hay algo que necesiten.

Jamás usar ni pisotear a nadie, porque aunque te parezca mentira, existe la ley para todos de lo que sembraste eso mismo cosecharas y esa ley no tiene privilegios.

Una vez sientas haber logrado alcanzar tus metas abre tu alma a tu prójimo, a los jóvenes que vienen detrás de ti y que han visto tu carrera como su modelo a seguir y que esto no te haga mirarlos por encima del hombro.

Desprenderte de una tajada del pastel que la vida te haya regalado, hazlo como gratitud y tendrás la seguridad que el orden divino se regocijará contigo. Nadie puede usurpar tu talento como tampoco tú podrías el de otro. Se nos ha dado a cada uno el talento suficiente para aprender a vivir. Cuando veas que alguien ha alcanzado niveles por encima de los que tú crees merecer, solo piensa por un minuto si tu talento te permite llegar ahí, y sin resentimientos da lo mejor de ti para ser todo lo que puedas ser.

En otras palabras, no todos estamos destinados a ser sobresalientes en todo, por eso existen los niveles como en todas las áreas del diario vivir.

Después de haber hecho todo lo que esté a tu alcance con honestidad, se complacido con la vida con lo que hayas logrado: siempre habrán personas más lejos que tú, ellos tienen sus grandes misiones también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede comentar como Anónimo, pero no se publicará su mensaje si no deja nombre y dirección de correo-e. Tampoco se publicarán mensajes vulgares, irrespetuosos y que no revistan un mínimo de civilidad.

El Administrador